Imprimir

 

Que los universitarios tengamos una cultura de sensibilidad, respeto, tolerancia y responsabilidad hacia las otras personas; ello implica el fomento y el cultivo de un ambiente agradable y un compromiso indispensable que favorezca una sana convivencia, en donde nos desarrollemos plenamente, con un valor humano supremo: el de respeto y justicia entre iguales.